Web & Social Analytics Bootcamp

Esta semana ha tenido lugar en Madrid el WSAB, Web & Social Analytics Bootcamp organizado por MV Consultoría.

He tenido la suerte de asistir y disfrutar de dos días de intensa formación y estupenda compañía. El WSAB ha consistido en dos niveles formativos de analítica web, uno para profesionales actualmente en activo en esta materia y otro para los futuros analistas que han podido aprovechar una oportunidad excepcional para iniciarse en este apasionante campo. 

Aunque a primera vista parecen dos grupos de personas con distintas necesidades formativas, en esencia  la formación ha sido muy similar. No nos han enseñado a analizar, ni a utilizar herramientas, si no que se ha intentado sentar  las bases para ser o convertirse en buen analista.
No pretendo enumerar las ponencias ni escribir un post que contenga todo lo que nos han contando,  voy a intentar escribir la parte que considero mas importante y que mas me ha gustado. Yo aterricé en el marketing online por casualidad y como la mayoría de los analistas web, me he formado de manera casi autodidacta en eventos, blogs y libros. El WSAB nos ha permitido ver una metodología, unos requisitos, unas pautas… en  conclusión,  un guión a seguir en el día a día de trabajo de un analista web.
En el mundo ideal, las tres fases a las que debería enfrentarse  un analista son las siguientes:
1.       Definición de los requerimientos y objetivos  de negocio
2.       Elección de la solución de medición
3.       Explotación de la información
Pero ya sabemos que el mundo ideal no existe, a veces el analista encuentra una solución de analítica web ya implementada,  donde los distintos departamentos de la organización no han definido sus requisitos o  no es posible obtener explotar la información por haber trabajado lo suficiente en las fases 1 y 2.

Dentro de la primera etapa de trabajo, existen varias tareas que en mi opinión, serán fundamentales para el éxito o el fracaso  la analítica web en la empresa:

Identificar: a las partes implicadas y consolidar los requerimientos.

Numerizar:  los objetivos de negocio a dimensiones y traducirlas a métricas objeto de análisis.

Documentar: los requerimientos de todas las unidades de negocio.

 

Una vez finalizada la primera etapa, el analista se enfrenta con la elección de la solución de medición que se ajuste a los requerimientos recogidos en la fase 1. Durante esta etapa podemos enumerar las siguientes tareas.

Redactar:   documento de requisitos.

Supervisar:  el cumplimiento de requisitos en la solución elegida.

Coordinar: a los departamentos técnicos , legales de la organización y/o proveedores y socios tecnológicos.

Documentar:  todos los pasos y avances.


Al finalizar las fases 1 y 2 el analista está listo para sumergirse en la explotación de la información y el posterior análisis si previamente prepara el camino.

Definir: la estrategia de explotación de la información.
Implicar: a los destinatarios de la información.

Concretar:  los cuadros de mando y tableros de control.
Verbalizar:  las conclusiones a partir de datos aportados por la solución de medición.
Ya he dicho anteriormente que el mundo ideal no existe, pero teniendo estas pautas, el analista puede identificar en que punto se encuentra y adaptarse a las tareas de la fase que le toque vivir.
En mi opinión, la cultura de analítica web empieza aquí, en la capacidad del analista web para asumir y llevar a cabo sus funciones. Además, el analista debe ser capaz de transmitir y educar en analítica web a toda la organización.
Y por cierto, tras el WSAB y por petición popular, voy a eliminar “aspirante” de mi bio. Ya estoy preparada para definirme a mi misma como ANALISTA WEB.